Toyota Motor está desarrollado un sistema para la reutilización de las baterías recargables de níquel-metal hidruro (NiMH) que se utilizan en los vehículos eléctricos híbridos (HEV) en baterías estacionarias para instalaciones fotovoltaicas, eólicas, etc y ya comenzó las pruebas de campo del sistema.

La compañía hizo este anuncio 17 de febrero. Con el nuevo sistema, que podría llegar a ser posible suministrar baterías estacionarias a partir de las viajas baterías de HEV está atrayendo la atención por su bajo costo.

Las capacidades de las baterías recargables de NiMH disminuyen después de que se utilizan para el los HEV. Por lo tanto, para asegurar una capacidad de la batería requerida para una instalación estacionaria, es necesario el uso de muchas baterías de automóviles. El aumento de volumen y la masa, sin embargo en este tipo de instalaciones no es un grave problema dado que pueden ser más grandes y más pesadas ​​que las baterías de automoción.

Hasta el momento, Toyota ha desmontando las baterías de NiMH que ya no se pueden utilizar para los HEV. La compañía planea utilizar este tipo de baterías como baterías estacionarias primero, y a continuación, reciclarlas.

Nissan Motor y Mitsubishi Motors también han comenzado las pruebas de campo de la reutilización de baterías de automoción, aunque por el momento ellos están reciclando de litio-ion (Li-ion) recargables usadas para vehículos eléctricos.

ecoBateria