Para ello, se aprovechará la instalación del primer prototipo de subestación eléctrica de corriente continua reversible, resultado del proyecto Inverfer.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) está realizando nuevas investigaciones en materia de I+D para incrementar la eficiencia energética en las líneas ferroviarias, en el marco del proyecto europeo Merlín.

El principal objetivo del proyecto es investigar y demostrar la viabilidad de un sistema integrado de gestión, para conseguir un uso más sostenible de la energía en las principales redes ferroviarias europeas, según han señalado desde ADIF este viernes a través de un comunicado.

Así, dentro del proyecto, ADIF lidera el grupo de trabajo dedicado a los escenarios de ensayo, como un demostrador de corriente continua en tres kilovatios (kV). Actualmente se trabaja en aspectos de desarrollo del proyecto y, más adelante, se realizarán ensayos en las instalaciones del laboratorio de energía ADIF (Madrid) y en la línea de ancho convencional Málaga-Fuengirola.

Para ello, se aprovechará la instalación del primer prototipo de subestación eléctrica de corriente continua reversible, resultado del proyecto Inverfer.

Este prototipo, instalado en la subestación eléctrica de tracción de La Comba (Málaga), permite recuperar la energía de frenado de los trenes para su posterior inyección en la red de distribución de energía eléctrica. En su primer año de funcionamiento ha logrado recuperar aproximadamente un millón de kilovatios hora (KWh), lo que supone el 12 por ciento de la energía total consumida en dicha línea.

De este modo, el proyecto proporciona un enfoque integrado de optimización que incluye múltiples elementos, escenarios de previsión dinámica de oferta y demanda y consideraciones de costes, para poder adoptar las decisiones operativas más adecuadas. La finalidad, según ADIF, es lograr una gestión inteligente y rentable de los recursos energéticos.

PROYECTO MERLÍN

Merlín es un proyecto europeo de I+D en desarrollo, ejecutado mediante colaboración público-privada y financiado con fondos procedentes del VII Programa Marco de la Unión Europea. Está encuadrado en el área de sostenibilidad, dentro del apartado de mejora de la eficiencia energética, durante el periodo 2012-2015.

Además de ADIF, participan en el consorcio UNIFE –como líder–, la UIC, CAF, Renfe Operadora, la FFE, Alstom, Ansaldo STS, D’Appolonia, Serbian Railways, RFF, ATOC, Mermec, Oltis, Ansaldobreda, Network Rail, TRV, Siemens, la Universidad de Newcastle y RWTH.

Fuente: econoticias.com