tracción y semitracción
La batería de tracción y semitracción, también llamada de ciclo profundo (Deep Cycle), está especialmente construida para suministrar energía a vehículos de tracción eléctrica tales como carretillas elevadoras, transpaletas, grúas horquillas, barredoras, vehículos eléctricos y sillas de rueda entre otros.

Las baterías de tracción y semitracción se diseñan para suministrar cantidades relativamente bajas de intensidad eléctrica por largos períodos de tiempo, horas, soportando un elevado número de ciclos profundos, hasta el 80% de descarga (D.O.D. Depth of Discharge) y posterior carga.

Las baterías de tracción y semitracción en su mayoría son fabricadas con tecnología de electrolito líquido, lo que implica tareas de mantenimiento, principalmente el agregado de agua destilada, entre otras. Para asegurarse una mayor vida útil no debe someterse a elevadas temperaturas, siendo su temperatura de referencia habitual entre 25 y 30 ºC.

Como equipamiento principal para la regeneración de este tipo de baterías recomendamos:

Otro equipamiento secundario puede ser necesario y/o recomendable.