arranque
La batería de arranque, también denominada SLI por sus siglas en ingles “Starting, Lighting, and Ignition”, está diseñada especialmente para arrancar los motores de combustión, son utilizadas en automóviles, camiones, motos, tractores, maquinaria civil, embarcaciones y aeronaves, entre otros.

La batería de arranque se diseña para suministrar al motor de arranque elevada intensidad de corriente en breve espacio de tiempo y resistir profundidades de descarga (D.O.D. Depth of Discharge) no mayores del 10-20%, ciclo corto.

Una característica especialmente importante es su capacidad de arrancar un motor de combustión en temperaturas bajas debido a que disminuye su capacidad con la disminución de la temperatura.

Por lo tanto, una batería de arranque debe cumplir:

  • Suministro de intensidad elevada incluso en condiciones de frío.
  • Resistencia mecánica a los golpes y vibraciones.
  • Funcionamiento en un amplio rango de temperatura comprendido entre –25°C y +55°C.

Como equipamiento principal para la regeneración de este tipo de baterías recomendamos:

Otro equipamiento secundario puede ser necesario y/o recomendable.